sábado, 6 de julio de 2019

PARTE VI: LA MANIPULACION DE LA VERDAD

Francisco Soler                                       


Todos recordamos el episodio vivido por Nuestra Madre Loreto el 22 de noviembre del 2018, cuando una patrullera Libia localizó dos pateras próximas al pesquero. Tres de los inmigrantes subieron a bordo del pesquero y el resto se lanzaron al agua. La patrullera se llevó a los que seguían en las pateras a la costa y dejó a los que se habían tirado al agua. Los tripulantes de Nuestra Madre de Loreto. En un acto de humanidad, rescataron a los seres humanos que estaban a punto de morir ahogados. A partir de ahí, el cúmulo de despropósitos fue en aumento. El Presidente del Gobierno fue incapaz de gestionar aquello y por ello recibió numerosas críticas, especialmente de las ONGs que hacían labores humanitarias en el Mediterráneo.

Aquí, en Santa Pola, nos convocaron a una reunión de todos los partidos políticos con representación en la Corporación municipal. La anterior Alcaldesa nos explicó que nos había convocado para leernos una declaración institucional y que sería conveniente que todos los partidos la apoyáramos. 


Se puso a leerla y, conforme avanzaba en su lectura, me iba quedando más y más perplejo. No puedo reproducirla, pero, básicamente, era como un reconocimiento a la labor del Gobierno de Pedro Sánchez, que todo lo había gestionado bien y que había tomado la decisión más acertada, que era enviar al pesquero al puerto cercano más seguro: Libia. Yo no pude más y exploté. “¿Qué tu presidente lo ha hecho todo bien, pero qué farsa es esta? Me quedé observando al resto de grupos y les pregunté: ¿No vais a decir nada? Me quede mirando al PP que, entonces pareció reaccionar y con su jerga política, dijo que había cosas que no se ajustaban a la realidad, etc. Yo me eché las manos a la cabeza y le dije a la ex-Alcaldesa, “Mucho tiene que cambiar este comunicado para que yo apoye esta farsa”.


Ahora viene la parte surrealista. “Esto hay que gestionarlo con extrema cautela –dijo como una profesora que intenta enseñar a un alumno- por qué parece ser que estaba trabajando en zona prohibida…” ¿Qué? Pero qué me estás diciendo… No salía de mi estupor. Intentaba convencerme de que la gestión de Sánchez estaba justificada. Fui al mar desde los 16 hasta los 29 años y, ciertamente, los avances tecnológicos habían progresado mucho, no trataba con ellos, pero sí estaba al corriente de sus funcionalidades. Y era prácticamente imposible que se metieran en aguas prohibidas sin que el sistema por satélite que controlaban desde Madrid no se percatará de ello. Por otra parte, no se tuvo ningún empacho en asegurar que esa información se la había trasladado el Patrón Mayor. Días después, el Patrón Mayor me aseguró que nunca le había dicho eso y que si desde Madrid hubieran observado que se encontraba en aguas prohibidas, hubiera recibido aviso inmediatamente. La primera en la frente.

La segunda fue la de intentar convencernos de que lo más seguro era ir a Libia. Que poco conoce ese país. Posiblemente, la decisión de esperar a que el Gobierno español solucionará el problema fue la que consideró el patrón en aquel momento. Fue una decisión de respeto institucional y que la aplaudo. Tal vez, si hubiera sabido como actuaria el señor Sánchez, el patrón, nada más irse la patrullera, hubiera puesto rumbo a otras aguas más propicias para recibir ayuda, tal y como hizo finalmente.

La declaración Institucional se leyó finalmente en el Pleno, pero no se parecía en nada a la primera. Después de esto, siguieron una serie de actos y reconocimientos que fueron un lavado de imagen de las administraciones ante tan nefasta gestión. El Nuestra Madre de Loreto merece un respeto mucho mayor del que le han demostrado todos, con su postureo de salón y sus apariciones en redes. Los marineros que rescataron a los inmigrantes, lo hicieron por que tienen conciencia y sentido de la humanidad, y si el patrón en un hombre joven, pero con un criterio mucho mayor que otros de mayor edad. Él sabe lo que paso porque yo se lo dije, pero hoy me he visto en la necesidad de hacerlo público para que todo el mundo sepa lo que pasó aquella mañana en aquella reunión. Sin duda, el nivel político era tan bajo, a izquierda y derecha, que se ha perdido la capacidad de demostrarse a uno mismo que la crítica no es autodestructiva, más bien, regenera la política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo comentarios deben de guardar respeto y educación. Aquellos comentarios que no cumplan con este requisito, no serán añadidos.