viernes, 28 de junio de 2019

PARTE V: EL PARKING, UNA INVERSIÓN MALDITA



Francisco Soler

El Parking del Castillo fue una obra con unas consecuencias que, a día de hoy, no podemos valorar en su totalidad, ya que nos faltan elementos de juicio que la empresa se niega a entregar. He de decir que tomé cartas en este asunto a petición de la Asociación de Propietarios del Parking. La primera vez entré con ellos y con técnicos del Ayuntamiento. Inmediatamente tuvimos la impresión de que estábamos ante una obra que, técnicamente, necesitaba algo más que un lavado de cara. El Partido Popular nunca había realizado una revisión tal y como dice el pliego de concesión, el cual señala que por parte del Ayuntamiento debía realizarse una inspección anual. Nunca se hizo.

Yo fui el primero que entró con la voluntad de averiguar qué estaba pasando. Lo primero que hice fue contratar a un despacho de especialistas cuya fama les precedía. Estos especialistas entraron y realizaron unas catas. Con los resultados en la mano y a la vista de que era necesario ampliar la investigación, contratamos a un laboratorio para que realizara un estudio pormenorizado de la verdadera situación. He de decir que la empresa concesionaria quería un reequilibro económico y amenazaba con dejar el parking de forma unilateral, algo que no pueden hacer.


No es ninguna broma lo que pasa en el Parking. Desde que en 2016 completé los informes, nadie ha vuelto a bajar al Parking. Lo venía diciendo en los plenos, en las Juntas y no una vez, sino muchas. El Parking está construido con técnicas en la elaboración del hormigón que, la proporción agua-cemento, no es la idónea en un ambiente de agresividad ambiental. Para mayor maleabilidad del hormigón se suele emplear más cantidad de agua, lo cual es contraproducente, ya que durante el secado se crean porosidades que después acentúan la permeabilidad. Voy a ir directamente al meollo de la cuestión con la publicación de algunas partes del informe pericial, que ya publiqué en su día pero que ahora quiero recordar al nuevo equipo de gobierno que tiene un marrón en las manos, una bomba de relojería que, cada día que pasa, incrementa el deterioro y disminuye la seguridad.

Informe del Laboratorio de Calidad:

7. Determinación de la porosidad del hormigón.

“En todos los testigos analizados, el parámetro de la porosidad está muy por encima de lo que debería ser lo adecuado, para un hormigón que está sometido a una agresividad química media (Qb), como es el caso que nos ocupa. De los diez testigos ensayados en ningún resultado, la porosidad está por debajo del 10 % como recomienda la C.P.H. para hormigones compactos de buena calidad, indicados en ambientes agresivos. Incluso numerosos testigos tienen parámetros de
porosidad por encima del 15%, que la C.P.H. los define como “hormigones inadecuados, muy permeables y poco compactos”, y por lo tanto, no aconsejables en ambientes agresivos, con el fin de conseguir una correcta durabilidad de los elementos estructurales de hormigón armado”.


8. Determinación del contenido de cloruros del hormigón.

Debe tenerse en cuenta que la destrucción de la capa pasivante de las armaduras puede ser debida a una disminución de la alcalinidad del hormigón por reacción con sustancias ácidas de la atmósfera (CO2, SO2), a la presencia de agentes despasivantes (cloruros, sulfuros, sulfatos) en contacto con las armaduras -que pueden haberse añadido durante el amasado o pueden haber penetrado desde el exterior-, o bien por ambas causas actuando de forma simultánea. Si bien la presencia de cloruros en la masa del hormigón no es el único factor que desencadena la corrosión de armaduras, su incidencia en el desarrollo del proceso es significativa. Estos iones se consideran despasivantes, por lo que en presencia de oxígeno y de humedad en la interfase armadura-hormigón se desarrollará una pila electroquímica que provocará la oxidación de las armaduras al destruir localmente la película pasivante de las mismas. Estas zonas deterioradas actúan como ánodo frente al resto, que permanece pasivo y actúa como cátodo, por lo que el ataque progresa en profundidad.

a) Disminución de la sección del acero e incluso su total conversión a óxido.
Los iones cloruro pueden estar presentes en los distintos constituyentes del hormigón, - en el cemento, en los áridos o en el agua de curado o amasado -, provenir de ciertos aditivos,                    -acelerantes de fraguado, entre otros -, o, en su caso, penetrar desde el exterior. La corrosión de las armaduras puede producir:

b) Fisuraciones o desintegraciones en el hormigón, dado que los productos del hierro corroído óxidos presentan un importante incremento de volumen.

c) Una disminución o, hasta incluso, desaparición de la adherencia entre la armadura y el hormigón.


En los testigos estudiados encontramos que el porcentaje de cloruros es significativamente más elevado en la zona exterior de los mismos. Los resultados obtenidos en la zona interior de los testigos podrían considerarse como aceptables, únicamente el testigo de cimentación presenta un valor un poco más alto. En cambio, los datos hallados para la zona exterior muestran un contenido en cloruros elevado en los tres casos, en especial en el testigo del muro pantalla del sótano -3.
Podría interpretarse que por fenómenos de “lixiviación”, las sales disueltas en el agua que se filtra a través de los muros pantallas y por la humedad de capilaridad, son arrastradas hacia el exterior del elemento, depositándose en la superficie del mismo al evaporarse esta agua, y favoreciendo de este modo, una mayor concentración de sales en los poros exteriores.


9. Determinación del contenido de sulfatos del hormigón.

Al igual que en el caso de contenido en cloruros, aquí también encontramos que los valores hallados son significativamente superiores en la zona exterior de los testigos. En todos los casos, los resultados obtenidos muestras parámetros de contenido en sulfatos altos, en especial en el testigo de cimentación en la zona exterior. Estos valores son acordes con los datos facilitados en el estudio geotécnico del proyecto, donde se definía una agresividad media (Qb) por contenidos en sulfatos solubles en agua y suelos. En dicho estudio se señala también, que la agresividad del agua
podría aumentar con la profundidad.
  

Presupuesto resumen de reparaciones
Con el fin de tener una visión global de todas las reparaciones propuestas se expone un cuadro
resumen en el que aparecen los conceptos y los importes estimados:

Concepto
Importe estimado
Junta entre paneles y viga de coronación
82.500€
Juntas entre paneles
31.000€
Juntas entre muro pantalla y losa de cimentación
15.000€
Fisuración en entorno de rampas circulares
10.000€
Juntas de dilatación
30.000€
Estado de pavimentos
246.000€
Fisuración pilares
135.000€
Total
549.500€


Este es otro de los marrones que han eludido de forma descarada el anterior equipo de gobierno. Y veremos cómo afronta el nuevo la seguridad de esta infraestructura a la que quiere sacar partido, pero, antes, tendrá que gastar el dinero que aparece en el cuadro, sumar el nuevo índice de precios, que puede suponer un 10% más. Además de todos los elementos dañados por la corrosión y que se rigen por el RITE y el CTE, tales como la extracción de aire y el generador de emergencia. Todo ello, puede suponer que se acerque y mucho al millón de euros.

En definitiva, el parking, ese sueño de un alcalde que llevó a la ruina a innumerables negocios emplazados en los alrededores y que, curiosamente, la Asociación de Comerciantes jamás presento una protesta en defensa de esas empresas, es ahora un dolor de cabeza para los gobernantes que prefieren obviarlo, pero que está ahí, lo vemos todos los días y que, nadie, nadie, va a hacer nada. Es mucho dinero. Mecho dinero en un presupuesto diseñado para vivir de subvenciones. Lo cual lo tiene difícil este gobierno, ya que en Valencia gobierna la izquierda y en Madrid, seguramente, al final también. Se podría hacer, claro que se podría hacer, pero para eso hace falta ser coherente y acabar con órganos clientelares que sólo sirven para empleo indigno y precario, además de alimentar estómagos agradecidos. Esas son las políticas sociales del PP y PSOE, el clientelismo. Pero esa es otra historia de la que hablaremos en el próximo capítulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo comentarios deben de guardar respeto y educación. Aquellos comentarios que no cumplan con este requisito, no serán añadidos.