lunes, 24 de junio de 2019

PARTE III: LA SEGURIDAD




Francisco Soler

En otoño de 2015, me encontré con un problema de seguridad, nunca antes las infraestructuras municipales como carpas, escenarios, columnas, etc., se habían certificado. Había en concreto, un ring de boxeo, que había sido comprado con fondos del Plan de Competitividad, que no tenía el sello de la CE. Algunos detalles de gran importancia, como por ejemplo una escalera para subir al ring, no la tenían.

domingo, 23 de junio de 2019

PARTE II: ¿POR QUÉ SE CAEN LAS PALMERAS?



Francisco Soler


El verano del 2015 fue desalentador. Cada dos por tres la policía me llamaba por que se había caído una palmera. El Picudo, un escarabajo originario de Asía, que se propago por el norte de África y que dio el salto a España entrando por Málaga, llegando hasta nuestros Palmerales, fue el causante de todas aquellas anomalías. Pero había otros factores.

sábado, 22 de junio de 2019

PARTE 1ª: EL INICIO




Francisco Soler


Días antes del pleno de la investidura, sin que el PP lograse que Miguel Zaragoza se sentase a hablar con Ignacio Soler, ni siquiera con la mediación de algunos y algunas personas con cierto peso dentro del partido, recibo dos llamadas en el mismo día, una era de Luis Crisol, un peso pesado de Ciudadanos con el que me llevaba muy bien. Era un hombre sensato y con el que se podía hablar de muchas cosas, incluso de aquello que era contradictorio en el ideario de Cs. Me dijo que debíamos abstenernos en la votación. Yo me quedé estupefacto. Pero… ¿por qué? Le dije. El contestó que la decisión venia de arriba y que sólo me la trasladaba. Yo, en principio, me desmoroné, luego, tras unos segundos le dije: “pero llevamos toda la campaña anunciando que los vamos a sacar del Ayuntamiento…, que vamos a sacar a la luz todo lo que encontremos y tenga indicios de delito. Se lo hemos prometido al pueblo, nos hemos comprometido a abrir cajones y a levantar alfombras. Y ahora…,

martes, 4 de junio de 2019

INMOVILISMO Y MEDIOCRIDAD

Cuando la mediocridad y el inmovilismo, añadido a una política parasitaria, se instala en un Gobierno; cuando una estructura de gobierno se fragmenta en prioridades y no se acomete aquello realmente necesario, el resultado final es un desastre sin precedentes. Si además la alternativa es la capacidad, o quizá sería mejor decir la incapacidad de mejorar lo obvio, entonces el camino del futuro solo puede discurrir con la continuidad de la mediocridad, el inmovilismo y la política parasitaria.

Decía Abel Caballero veinte años después de haber peatonalizado algún que otros sector de Vigo: “Que yo sepa, todavía no ha entrado a comprar ningún coche en mi negocio”.


DESCARGAR EL PDF